Arcadio Rodríguez: «Hay editoriales que no se preocupan por mover tus novelas»



Arcadio Rodríguez Tocino (Oviedo, 1977), entre otras cosas, ha editado los siguientes libros: El razonamiento del kaláshnikov, El asesino del Black Metal, The Holy Cannabis, El cineasta, Las cenizas de Oradour, Las ruinas de Leningrado, Pequeña historia de Treblinka, Alderney, la isla del silencio, Enfrentados, El vendedor de palabras, Las mejores personas de Jersey y Torpe.





P.- Arcadio, ¿de qué trata Las mejores personas de Jersey?

R.- Hola, María y lectores del blog. Resumir Las mejores personas de Jersey como una historia de amor sería lo recurrente, pero supongo que también es la manera más sencilla de hacerlo, si bien tengo que decir que la historia no es la típica chico conoce chica, ni creo que las situaciones en que desarrollo los capítulos tenga mucho de convencional, comenzando en la isla de Jersey, para luego viajar a Rusia, Francia, Alemania y volver a Jersey para enfrentarse con el pasado.


P.- ¿Hay amor en tu novela?

R.- Por una vez sí. Es mi novela número once publicada y la primera en que la mayoría de la trama gira en torno a la relación de dos personas, aunque con sus altibajos, dudas e inseguridades. Nunca me he creído la felicidad plena dentro de una convivencia. Hay momentos de incertidumbre, de no saber si la otra pareja está a tu mismo nivel y se esfuerza tanto como tú en que el día a día sea agradable, y siempre están esos elementos externos que no puedes controlar, como la familia o amigos que pueden envenenar la relación.


P.- Háblanos de los protagonistas, ¿cómo te surgieron los nombres?, ¿con cuál de los dos te identificas más?

R.- Los nombres los voy escogiendo de libros que leo en su momento. Junto nombres y apellidos que sean fáciles de pronunciar. Está claro que eso favorece la lectura, que es de lo que se trata. Aunque no me gusta identificarme con mis personajes… hombre, soy consciente de que al final siempre se deja algo de ti en las novelas, pero a mí esos escritores que intentan lanzar panfletos de que la vida es así o asá o mi punto de vista tiene que ser escuchado, pues como que no. Veo las novelas como un montón de letras que sirven para aprender o evadirte. Sin más.


P.- Hace un par de años, publicaste Alderney, la isla del silencio, también ambientada en una de las islas del canal de la Mancha. ¿Qué significa para ti esta zona geográfica?

R.- Las mejores personas de Jersey fue la primera que escribí, Alderney, la isla del silencio, la segunda, si bien la autopubliqué en primer lugar porque no encontré ninguna editorial que quisiera sacarla y quería tantear el terreno. Cuando tenía esas dos escritas pensé en escribir una más en Guernsey y cerraba así una trilogía de las islas principales. Pero me lié yo solo y terminé otras dos más en Alderney, que además fue la única isla con destacamento de las Waffen SS y campo de prisioneros. Y sí, está claro que esas islas tienen algo especial para mí, de una manera más o menos consciente me atraen por la sensación de aislamiento que me proporciona pensar en ellas. Son islas pequeñas que puedes recorrer de punta a punta en una mañana. Uno puede tener un mal día, acercarse a sus acantilados y ver la inmensidad del mar, la olas rompiendo contra las rocas y olvidar los problemas durante unos minutos.


P.- La isla de Jersey estuvo ocupada por los nazis entre 1940 y 1945, ¿qué otros aspectos históricos podrías destacar de la isla que puedan parecer curiosos?

R.- Hitler quería invadir territorio británico por la propaganda que eso suponía. Las islas del canal de la Mancha quedan más cerca de Francia, así que las invadieron sin mucho esfuerzo pensando en un salto definitivo a Gran Bretaña. Son varias, pero las importantes son Jersey, Guernsey y Alderney. Al llegar los alemanes respetaron mucho a los invadidos, no eran considerados infrahumanos, así que incluso se mantuvo a la policía local, aunque sin armas. Tampoco hubo resistencia local, ¿dónde ibas a esconderte después de poner la bomba? Así que durante cinco años se mantuvieron unas relaciones que rozaron la cordialidad. Es un dato contrastable por los hijos que nacieron de isleñas e invasores, si bien mucha documentación se quemó antes de que se rindieran los alemanes y hay un gran vacío sobre el día a día en cada una de las islas. Por otra parte, las tropas alemanas fueron pronto olvidadas por el III Reich, conscientes de que ya no llegarían a la gran isla y hubo serios problemas de abastecimiento.


P.- ¿A qué escritor vivo o muerto te llevarías en un viaje en el tiempo a tu novela?

R.- Estaría bien contar con Ambrose Bierce, seguro que podría aprender mucho de su prosa, pues el americano era un maestro a la altura de Poe o Lovecraft, pero creo que llamaría a Charles Bukowski, así las risas estarían garantizadas. Aunque no creo que Bukowski y yo congeniásemos muy bien con el carácter de los alemanes: nos veo en un paredón de fusilamiento al amanecer.


P.- Has publicado con GoodBooks, ¿qué tal la experiencia?

R.- Con GoodBooks la experiencia está siendo buena. Es una editorial pequeña y sobre todo dedicada a temas bélicos, por lo que encajan algunas de mis novelas, pero hace lo que puede por promocionar sus ediciones. Ahora, ya te digo que nos estamos conociendo, pero lo que veo es que se preocupan por mover las novelas que editan, que puede parecer algo lógico, pero uno ya tiene experiencia y puedo asegurar que no siempre es así. La idea es sacar varios libros relacionados con las islas a través de GoodBooks. Los siguientes serán Alderny: Operación Corvus y Escala en Guernsey.


P.- ¿Tienes más novelas en mente para publicar con ellos? 

R.- Si la cosa sale bien, voy a intentar convencerlos para publicar más cosas, pues queda suelta otra novela sobre las islas y una novela más que quedó con una historia muy entretenida y que gira sobre el destino de Carinhall, la mansión de Göering, en su momento el sucesor de Hitler. Aunque nuestra relación la fijarán las ventas, que son el mejor indicador para que te vuelvan a poner un contrato sobre la mesa. De momento, Alderney: Operación Corvus sale en cuatro meses y a Escala en Guernsey le va faltando menos para ver la luz.


P.- ¿Has pensado en traducir el libro al inglés y contactar con alguna editorial de Jersey, por ejemplo?

R.- Estaría bien, visto que además hay pocas novelas sobre este tema. Sí que contacté con alguna editorial cuando saqué Alderney, la isla del silencio, pero la cosa no llegó a buen puerto, como me pasó con Las cenizas de Oradour, está situada en Francia, también de la II Guerra Mundial y con el caramelo en la boca porque el contrato parecía que se iba a firmar. Los derechos de Las mejores personas de Jersey ya pertenecen a GoodBooks, los contratos son así, por lo que todo está en sus manos y en la suerte, que es una mezcla de tener contactos y estar en el lugar correcto y en el momento adecuado.


P.- ¿Has viajado a alguna de las islas del canal de la Mancha?

R.- No, la verdad es que todo gira en torno a mi imaginación. No creo que haga falta mucho más. Lo mejor es escribir sobre los detalles de los que has podido reunir información, ampliarlos con veracidad y, si hay algo que no sabes, pues pasas por encima y no lo metes en la historia.

Isla de Jersey. Fuente: Las islas del mundo


P.- Cuéntanos qué manía tienes a la hora de escribir.

R.- La puerta cerrada. Volvemos al tema del aislamiento. Hombre, luego me gusta beber alguna cerveza mientras le doy a la tecla o poner algo de música, pero he escrito incluso en un hospital mientras hacía compañía a un familiar, con la mujer de la limpieza fregando el suelo, que me dijo que no era necesario que saliera de la habitación. Así que levantaba los pies cada vez que pasaba la fregona y seguía escribiendo. Allí no había ni puerta cerrada, ni cerveza ni música, pero quería escribir y escribía.


P.- ¿Qué consideras que es lo mejor de ser escritor?, ¿y lo peor?

R.- Para mí las novelas siempre fueron algo especial, así que ser capaz de escribir una ya significa que formo parte de algo que considero importante, aunque el formato físico ya no lo sea tanto como hace veinte años. Lo mejor es la capacidad mental para ir pensando siempre por dónde llevar tu historia y tus personajes, estar siempre activo… Lo peor es cuando eso mismo te lleva a desvelarte de la cama a las cuatro de la madrugada, levantarte, acudir al escritorio donde tienes papel y boli y empezar a escribir la idea para que no se te olvide. No es por nada, pero doy fe de que uno se queda frío y luego se tarda más en volver a dormirte.


P.- Tú ya has publicado más de diez libros, ¿qué consejo le darías a una persona que tiene una idea pero que no sabe cómo plasmarla?

R.- Una vez un amigo me dijo que iba a escribir una novela. Me pasó un folio, solo un folio y al leerlo comprobé que se trataban de ideas que había que seguir, una especie de frases sobre las que girarían los capítulos. Le dije que estaba bien, pero que hacían falta otros cien folios más para que eso tuviera cierto sentido. Y no hay más truco. Tienes que preguntar a la chica si quiere bailar para saber si te dirá que sí, de lo contrario corres el riesgo de marear la perdiz hasta que la música deje de sonar. Así que olvida la vergüenza y ponte a ello.


P.- ¿Qué novela de un autor español recomendarías ambientada en la Segunda Guerra Mundial?

R.- David López Cabia dio en el clavo con La última isla. La publicó hace cinco años, así que supongo que me odiará un poco por no citar una más actual, pero es que la leí en su momento y todavía la recuerdo como una historia redonda que nos recuerda que hay buenos escritores que no gozan de medios promocionales para darse a conocer, pero que están por ahí y hacen lo que pueden.

Y María, de nuevo muchas gracias por hacerme un hueco en tu blog, es algo que te agradezco mucho para que al menos haya gente a la que le suenen mis novelas. Gracias y a seguir ahí con ilusión, que no es poco.



🔻🔻

ENLACES DE INTERÉS

-Entrevista a Arcadio por su novela El cineasta (19/7/2017).
-Entrevista a Arcadio por su novela Alderny, la isla del silencio (25/5/2018).
-Entrevista a Arcadio por su novela Enfrentados (13/2/2019).
-Entrevista a Arcadio por su novela El vendedor de palabras (17/7/2019).



*  *  *


¡ATENCIÓN!


Si eres escritor, librero o editor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

2 Comentarios

  1. Tiene mucha razón este chico. Hay veces que las grandes editoriales priman las novelas sin calidad y otros escritores llevan años luchando, pero son desconocidos. Es algo muy injusto, la verdad.
    Me ha encantado tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece (es Relatos y Más, es que aparecen dos en el perfil).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lo mismo de siempre, yo creo que pasa en todos los ámbitos artísticos.
      Muchas gracias, Rocío. Ya me he hecho seguidora de tu blog :D Nos leemos.
      Un saludo grande.

      Eliminar