Ahna Sthauros: «Muchas librerías no quieren trabajar con autores autopublicados»




Nacida en París, en agosto de 1978, de un padre francés y de una madre española. Desde muy pequeña, tuvo la suerte de poder pasearse entre la capital francesa y la ciudad de Sevilla; ciudad de su querida abuela Ana. Su legado fue una percepción casi sobrenatural de las cosas y un gusto por las historias de brujas, demonios y vampiros que no parecía muy natural en una niña de tan corta edad. Pero también un alma llena de curiosidad y de devoción por la Semana Santa sevillana. Como buena creyente de la reencarnación, ¡a saber qué fue de ella en otra vida! De momento, en sus novelas y en sus relatos cortos aparecen esos seres fantásticos, pero siempre con una historia de amor que posibilitan su redención porque no hay nada más poderoso que el amor absoluto.




P.- Hola Ahna, ¿podrías contarnos cómo surge Pink Love, un sello editorial independiente creado para editar vuestras propias novelas?

R.- Hola, María. Para empezar me gustaría darte las gracias por esta entrevista que nos ofrece la posibilidad de dar a conocer un poco más nuestro sello independiente. Pink Love nace de un deseo de hacer las cosas bien: tras haber estado en una pseudo editorial, Pilar Nieva, mi socia y amiga autora, y yo decidimos que ya era suficiente de que alguien sin ninguna profesionalidad se apoderase de nuestras creaciones para lucrarse mientras que la frustración y la tristeza se apoderaban de nosotras. Por lo tanto, tomamos la decisión de emprender ese camino de forma profesional y creamos nuestro sello con su patente, una página web con nuestras novelas y productos marketing para financiar todo ese proyecto.

P.- Empezasteis vuestra andadura en el año 2016, ¿cómo está siendo el balance hasta ahora?

R.- En 2016 el proyecto solo se estaba perfilando. La presentación con todas las letras de Pink Love tuvo lugar el 11 de febrero de 2017 en el evento de Literatura Romántica de Madrid, pero el verdadero retorno por parte de los lectores empezó a mediados de 2018. En este momento, con cinco novelas en el mercado, estamos muy contentas del resultado y vamos creciendo poco a poco. «A fuego lento» es nuestro lema.

Logotipo del sello Pink Love

P.- Comenzáis calendario editorial, ¿nos podrías avanzar cuáles van a ser alguna de vuestras novedades editoriales?

R.- Pues como ya he señalado anteriormente, tenemos cinco novelas ya publicadas: la trilogía de los vampiros de Sevilla al completo y la primera novela de una nueva trilogía de los demonios por mi parte, y la primera novela de los hermanos Vargas por parte de Pilar Nieva. Mi compañera está inmersa en la escritura de las dos siguientes novelas de la saga familiar mejicana, y por mi parte voy a empezar con la novela siguiente de la trilogía de los demonios con un personaje femenino que ya aparece en el primer libro.

P.- El género romántico en España no es de los más valorados, ¿a qué crees que se debe?, ¿qué opinas al respecto?

R.- Creo que hay muchos tópicos persistentes respecto al tipo de lectora de ese género. Insisto en el femenino porque las mujeres somos mayoría en este sector, pero ya van apareciendo algún autor masculino y muchos lectores. Al parecer las mujeres lectoras de romántica no pueden ser seres inteligentes porque solo quieren leer sobre unas historias de amor que terminan bien. Sin embargo, es curioso que en cualquier otro sector, las directivas de las editoriales insisten en que haya un romance, incluso en la novela negra, para vender más porque ese romance aporta un plus. De hecho la novela romántica es una de las más prósperas, dado que las lectoras son muy fieles y compran mucho. Pero el respeto hacia las autoras y sus lectoras no siguen el mismo camino: hay una connotación peyorativa que no tiende a desaparecer. Puedo asegurar que las autoras de novelas románticas con un componente histórico se documentan tanto o más que un autor de novela histórica pura y dura, y que las lectoras no somos unas «locas solteronas con gatos», como he llegado a oír en un evento de novela contemporánea.

P.- ¿Dónde crees entonces que está el problema? 

R.- El problema radica también en que se va perdiendo la profesionalidad a la hora de tratar y de corregir una novela romántica. Algunas editoriales quieren hacer caja rápidamente y no dudan en sacar la obra de una autora novel tal cual y sin pulir. Y eso perjudica al resto que sí se toma la molestia de trabajar duro para ofrecer calidad a las lectoras. Antes había escasez de autoras españolas y, hoy en día, es todo lo contrario porque se publica de todo y sin trabajo previo.


P.- Vuestro lema es: «No hay mayor satisfacción que disfrutar de lo que haces». ¿Qué os gustaría conseguir para que el disfrute sea cien por cien?

R.- Pues nos gustaría conseguir mayor interacción con nuestro público y darnos a conocer en el ámbito nacional. Tenemos un club en Facebook, el Club de las Pinks, para hablar de nuestra pasión en común por la novela romántica y nos sirve también para hacer sorteos de novelas y, sobre todo, para charlar de forma virtual con nuestras seguidoras. Es una pasión y debemos mantener vivo ese afán por leer.

P.- En el sello Pink Love, podemos ser miembros del Club de los Pink. ¿De qué trata exactamente?

R.- Como he dicho anteriormente es un club creado en Facebook para tener un contacto más cercano con las personas que nos leen, pero no se trata solamente de hablar y de vender nuestras novelas. Todas las mañanas ponemos un saludo y recordamos las fechas de los cumpleaños de los miembros. La inscripción es gratis y regalamos una serie de objetos marketing así como una antología para dar la bienvenida. Cualquier miembro puede publicar en el club siempre y cuando esté relacionado con la lectura.

P.- Pilar Nieva y tú habéis probado la estafa en el mundo editorial, ¿qué crees que debería cambiar en España a este respecto?

R.- Bueno, en mi caso, tuve dos malas experiencias: una con el mundo de la coedición, cuando pagas la mitad de tu publicación pensando que vas a obtener un resultado profesional y un soporte publicitario decente y resulta que nada de nada, y la supuesta publicación tradicional con todos los gastos pagados, pero que resulta tan nefasta como la primera. En España, y puedo asegurar que en Francia también, algunas editoriales salen de la nada para hacer caja con los sueños de autores noveles que desean publicar su obra a toda costa. A mí, unos profesionales del sector me animaron a intentarlo porque vieron calidad en lo que había escrito, pero ese intento no fue inmediato puesto que el primer volumen de mi trilogía ya llevaba dos años escrito. Existen muchas trampas en el mundo de la edición y uno no nace experto: recomendaría paciencia a los que quieren publicar, humildad para trabajar una y otra vez el texto creado y, si se lo puede permitir, un abogado a la hora de firmar un primer contrato de edición. La letra pequeña de algunos de esos contratos es para echarse a temblar…

P.- Actualmente solo se pueden comprar vuestros libros por Internet, ¿habéis encontrado alguna traba para venderlos a una librería?

R.- La creación del sello Pink Love fue también una necesidad a la hora de presentar nuestras novelas en las librerías porque muchas no quieren trabajar con autores autopublicados cuando hay cada vez más. Nos pareció imprescindible para tener cierta fuerza, pero, aun así, el porcentaje que piden algunas librerías es demasiado prohibitivo para esperar ver nuestras obras en esas estanterías. Lo más razonable suele ser entre el 30 y el 35 %, pero una cadena conocida de la cultura pide hasta un 60% para coger uno o dos ejemplares. Al no ser una gran editorial, no disponemos de ese presupuesto y por eso Internet es lo más asequible.  




P.- Ahna, has escrito la trilogía Los hijos de los ángeles caídos, una trilogía sobre vampiros. ¿Nos podrías contar de qué trata y qué tal ha ido la experiencia al publicarla con Pink Love?

R.- La trilogía de los vampiros de Sevilla, como muchos la llaman, se inició en 2009 y ha concluido en junio de 2019. Diez años de escritura y un proceso lento de maduración porque se puede decir que he ido evolucionando al mismo ritmo que mi protagonista principal. En La doncella de la sangre, el primer libro, conocemos a Diane, una joven estudiante francesa en Sevilla cuya vida va a cambiar para siempre la noche de Halloween al conocer a Alleyne, un joven inglés que resulta ser un vampiro. Ella descubre entonces que toda su vida es una mentira y que es mucho más de lo que aparenta.

P.- ¿Y el segundo y el tercer volumen?

R.- En el segundo volumen, El heredero oscuro de la sangre, Diane ha caído en la trampa de Marek, un vampiro que pretende ser su hermano y por el que siente una mezcla de atracción y rechazo muy perturbadora. Tendrá que aprender a disimular sus pensamientos y emociones si quiere lograr sobrevivir en una corte llena de vampiros y demonios codiciosos y maquiavélicos. Y en el final de la trilogía, El reino de la Nueva Sangre, Diane se revela en todo su esplendor como la esperanza absoluta para el mundo de los humanos y de los vampiros, y deberá luchar contra los ángeles de la Milicia Celestial para salvarlos a todos.

Como la primera novela ya se había publicado en 2012 y la segunda en 2015, muchas personas estaban ansiosas por conocer el final, pero la mala experiencia con la segunda publicación me bloqueó bastante y no quería escribir cualquier cosa con tal de terminar. Se lo debía a Diane y a Alleyne.


P.- ¿Y cómo te sientes con el resultado? 

R.- Debo decir que estoy muy contenta y sorprendida por el gran recibimiento que está teniendo la trilogía al completo, y que me siento muy orgullosa de los comentarios de lectores nuevos que nunca habían leído romántica paranormal y que me trasmiten un entusiasmo muy reconfortante. Con Pink Love he tenido la absoluta libertad de elegir cubiertas que corresponden muy bien al contenido de cada novela. Es un trabajo muy complicado porque lo hacemos todo nosotras con la ayuda de grandes profesionales para la corrección, la maquetación y las cubiertas, pero es muy gratificante saber que ofrecemos un libro de calidad que no tiene nada que envidiar a uno producido por una editorial.

P.- También has publicado Una estrella para el demonio. ¿Te gustan los temas de seres sobrenaturales?

R.- Desde muy joven siempre me he sentido atraída por el tema de las brujas, los fantasmas, los vampiros y la vida en el más allá. Creo en la reencarnación y que nuestros seres queridos nunca se apartan de nuestro lado una vez que pasan a la luz. He intentado varias veces escribir relatos históricos normales, pero siempre aparece un componente misterioso al cabo de poco tiempo. ¡No lo puedo remediar! Me gustan las leyendas propias de cualquier país y pienso que el folclore español encierra unas historias increíbles que deberían ser contadas. De hecho hay una famosa trilogía que se desarrolla en Navarra y que habla de un personaje legendario local y que ha tenido un gran éxito. No hace falta mirar hacia otro país para descubrir misterios que pueden dar lugar a buenas historias.

P.- ¿Qué novelas de género romántico son las que empezaste a leer y te marcaron?

R.- Tenía ocho años cuando mi padre me regaló mi primer libro: hablaba de la leyenda de un príncipe ruso. Y así empezó todo. Hasta los veinte años he leído exclusivamente en francés y luego, para la carrera, tuve que leer los clásicos españoles. La primera novela romántica, y casi erótica, que me marcó fue una saga de una autora francesa que habla de una joven llamada Léa y de sus peripecias durante la segunda guerra mundial. Es un personaje muy fuerte y pasional, en cierto modo egoísta, porque quiere sobrevivir y sentir a pesar de las circunstancias. La historia de amor con el experimentado espía François es muy sensual y complicada porque ella no se deja dominar por él en ningún momento. Es una seductora, una Carmen en potencia.

P.- ¿Y también lees literatura romántica? 

R.- Siento una predilección por las novelas románticas de Lisa Kleypas porque su escritura es sensacional y nunca defrauda. En romántica paranormal me gusta la saga de la Hermandad de la daga negra de J.R. Ward y en romántica nacional las novelas de Lola P. Nieva y de Jane Kelder. Sin embargo, leo de todo y adoro las novelas negras de Nieves Abarca, una autora coruñesa que me encanta.

P.- Como no podría ser de otra manera, ¿nos podrías recomendar una novela romántica para estos meses otoñales y melancólicos?

R.- Si os gustan el misterio y las historias de amor imposible, os recomiendo Hojas de Dedalera de Victoria Álvarez. Encierra una melancolía tal con esa lucha entre el amor y la muerte que no podréis olvidarla en mucho tiempo.




🔻🔻

ENLACES DE INTERÉS

-Web Pink Love
-Facebook: Pink Love
-Facebook: Ahna Sthauros
-Twitter: Pink Love



*  *  *


¡ATENCIÓN!

Si eres escritor, librero o editor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)


Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios