Las cubiertas más terroríficas de ficción


Halloween es puntual, todos los años aparece el día 31 de octubre para despertar nuestros instintos más terroríficos, vampíricos y fantasmales (sin menospreciar a zombis, brujas y demás seres de la noche). Seguro que ya os habéis provisto bien de calabazas huecas con velas que alumbran vuestra novela de cabecera. ¿Qué libro habéis elegido para pasar más miedo? ¿Una historia de casas encantadas?, ¿un poquito de terror cósmico?, ¿muertos despertando de sus tumbas? Todo es válido en estas fechas. Por ello, he querido mostraros las cubiertas (que no portadas) de más canguelo del panorama editorial español y extranjero. 


🔻🔻


     
























¡Empecemos con el crucifijo en la mano! ¿Tenéis ya los ajos preparados? Seguro que sí. Aquí tenemos a Drácula, uno de los libros más vendidos de todos los tiempos. A lo largo de la historia, la cubierta ha ido variando. A finales del siglo XIX (1897) primaban los colores amarillos y rojos, después se pasó a una ilustración de Drácula descendiendo por los muros del castillo, que se convirtió en una de las cubiertas más icónicas a partir de 1916. Una de las cubiertas más curiosas que me he encontrado, ha sido la de esa gran cabeza ovalada de ojos rojos, mirando a la chica dormir plácidamente. La publicación corresponde a Grosset & Dunlap, de Nueva York, de 1931. Solo le falta mover los ojos como a un reloj despertador. 

La editorial Penguin siempre nos ha dado muy buenas cubiertas, como la de esa mano de uñas largas apoyada en el ataúd, quizá a punto de salir para cenar, con sed de sangre. No es la primera vez que Penguin, editorial inglesa, apuesta por una mano saliendo del féretro. En el panorama nacional, Austral (2017) suele publicar cubiertas monocromáticas con un motivo repetido que hace referencia al libro en cuestión, en esta caso son murciélagos. Quizá no destaca por su dibujo, pero a mí me resulta una cubierta fresca y elegante. Por último, nos quedamos con un Drácula mirando por encima de nuestra cabezas, la publicación corresponde a Vintage Childrens Classics, del año 2013. Me gusta la composición ya que se ven todos los elementos del clásico: el camino sinuoso, el castillo, la luna y Drácula. Todo un genio de síntesis ilustrativa.

🔻🔻


























Lo reconozco, Frankenstein no es uno de los clásicos de miedo que más me apasionan, aunque El jovencito Frankenstein sea una de mis películas preferidas. Como siempre, Austral (2014) es un gran referente en cuanto a cubiertas. Mirad cuántos utensilios de médico. Lo que me sorprende de esta ilustración es que nosotros sabemos que esos utensilios no son para dañar a nadie, si no para crear al moderno Prometeo, pero probad a cambiarle el título por Miedo o El sanatorio del terror. Ahí lo dejo. La siguiente cubierta azul pertenece a la editorial londinense Alma Books (2014). Se aparta de las ilustraciones clásicas, y tanto la tipografía como la ilustración son modernas. El ojo simula una tuerca que encarna al monstruo como símbolo de la creación. 

Y como siempre, Penguin (2015). Esta vez de la colección Clásicos en español, donde tres heridas cosidas con puntos hacen posible ver la transformación del muerto en monstruo. Sencillez y blancura, como en el caso de Austral. La última cubierta pertenece a Vintage (2009). Después de los utensilios médicos, las tuercas y las cicatrices, llega el último elemento digno de este clásico: el cuerpo humano. Este se abre para ofrecernos la anatomía que todo médico debía conocer para poder crear vida. 


🔻🔻










 















Y de monstruos anda el juego, del muñequito de Frankenstein, al adorable y bondadoso Cthulhu. Y este monstruito sí que tiene ilustraciones por doquier, desde todos sus ángulos y poses. Y no es para menos, esta deidad, diseñada por el señorito Howard Phillips Lovecraft, ha aparecido en el cine, la televisión, y hasta en referencias musicales. La editorial Barnes & Nobles (2016) presentó esta cubierta del monstruo con forma de pulpo gigante. La simetría y los trazos curvos hacen de ella una ilustración que es difícil de olvidar. En contraposición, tenemos la cubierta de gruesos trazos de Xist Classics (2016), los colores verdes, los tentáculos y la boca abierta enfurecida nos basta para, de un vistazo, quedarnos con la fiereza de la bestia. 

Y no es de extrañar que el pingüino de Penguin (2016) estuviese un poco asustado ante tanta bestia parda. La colección naranja se creó por el setenta aniversario de la editorial, y se publicaron doce influyentes clásicos literarios. Entre ellos, Lovecraft. Os invito a conocer otros libros de esta serie naranja. Son una monada. Por último, esta entrada no sería la misma sin Valdemar, la editorial de referencia madrileña con títulos de terror. Esta cubierta de tapa blanda es del año 2017, y aparece la imagen más cruda de la deidad: los ojos, la boca, los tentáculos... Todo previsto para impactar en el lector nada más coger el libro.

                                                                                   🔻🔻

























Los libros de Stephen King han dado muy buenas cubiertas. En el caso de It me ha resultado complicado elegir solo una cubierta, pero esta publicación portuguesa de Suma de Letras (2014) tiene muchos elementos destacables. La nariz del payaso que hace las veces del punto de la i, la mirada, el pelo rojo, emulando la sangre que será o ha sido derramada. El perfil de la cara no se muestra, con esos pocos elementos, es suficiente. Outsider (en español El visitante) es otro libro de King que no podemos dejar escapar, publicada en 2018 por la editorial neoyorkina Scribner. Creo que lo más siniestro de la cubierta son los ojos rojos del ser, los cuales realzan más la pregunta: ¿esa cosa es humana?, ¿tiene que ver algo el hecho de que esté del revés? Juzguen ustedes mismos. 

La editorial Debolsillo nos trajo este año 2018 esta cubierta de Misery con la máquina de escribir de la casa Royal. ¿Veis una calavera? Podéis inferir que esto no es sinónimo de una novela amable y divertida. Al menos para el que lo sufre. Salem´s Lot (en español El misterio de Salem's Lot) es otro libro con múltiples cubiertas y pósteres, a cada cual mejor, pero había que elegir una. En este caso, y pese a que la imagen del vampiro en algunos pósteres es muy potente, me he decantado por esta edición de Penguin Random House del año 2013. Me parece un gran acierto las diferentes tipografías empleadas. Por un lado la tipografía inconfundible del autor, llamada Trajan, creada por la diseñadora Carol Twombly en 1989, que aporta elegancia y legibilidad, contrasta con un Salem's de trazo fino e irregular, que hace referencia al monstruo. 

 🔻🔻

http://www.siruela.com/libros/alta/9788415937616_L38_04_x.jpg



Y, como colofón, os presentamos dos historias de fantasmas. La primera es de la editorial Valdemar, que nos trae La calavera aullante, del año 2013. Ese cráneo de ojos saltones, las falanges asomando entre una sonrisa pícara... Lo tiene todo, incluso su calvicie. Por último, quería dejar que miraseis bien la cubierta del libro de J. M. James, de la editorial Siruela (2014). Me parece un gran acierto mostrarnos una foto antigua en blanco y negro que esconde, o no, a un fantasma. ¿Quizá sea la mujer del fondo?, ¿quizá el espíritu sea la niña de la derecha?, ¿o tal vez la niña de la izquierda? ¿Y si no es ninguna de las tres y el fantasma se puede ver entre las luces y sombras de la fotografía? La solución está a simple vista. 


🔻🔻
 
¿Y vosotros?, ¿os habéis decantado ya por vuestro libro de terror?, ¿os gusta la cubierta que tenéis entre manos u os parece muy simplona? Podéis opinar, no sintáis miedo, bueno, estamos en Halloween, se permite el terror, pero solo por hoy. ¡Feliz Halloween a todos! 
Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios